¿Qué es la ganadería ecológica?

¿Qué es la ganadería ecológica?

Ecología y Sostenibilidad

A todos nos gusta la ecología y hay una tendencia al alza hacia el consumo de los productos ecológicos, pero, ¿realmente sabemos qué diferencias hay entre un producto convencional y uno con certificación ecológica? ¿estamos dispuestos a pagar el sobre precio que supone alimentarnos mejor?

Sin ánimo de ser muy técnico quiero explicar lo que hacemos en la Finca Casablanca, donde sí tenemos certificación ecológica en el ganado que vive en sus más de 400 hectáreas de Dehesa. La ganadería ecológica tiene como fin producir alimentos de origen animal sin utilizar productos químicos artificiales, con el máximo grado de respeto al medio ambiente y el bienestar de los animales.

ECOLOGÍA Y VACA

Para conseguir estos objetivos, y cumplir con los requisitos que exige la certificación que garantiza la calidad de la carne, hay una serie de factores o aspectos principales que la diferencian de la ganadería convencional:

  • La gestión del suelo que proporciona el pasto y alimento a los animales – es el primer paso y dónde hay que prestar más atención. En la Finca hay múltiples parcelas en las que se va metiendo el ganado de forma controlada (cantidad de animales y tiempo que permanecen en cada una de ellas) de tal forma que se permite que el suelo se regenere de forma natural y reciba el abono necesario. Además hay otras parcelas destinadas al cultivo de cereales y otros alimentos que necesita el ganado en determinadas épocas del año.

  • La carga ganadera o el número de vacas por hectárea es mucho menor al convencional, consiguiendo así precisamente que la presión de los animales sobre el suelo y árboles sea más equilibrado y permita ser sostenibles en el tiempo. De lo que se trata es que los animales se puedan alimentar de los propios recursos naturales de la Dehesa.

  • En caso necesario y en determinadas épocas hay que aportar a los animales cierta ayuda extra, por ejemplo en años más secos o a determinadas madres (vacas nodrizas) en época de lactancia. Dicho alimento extra se hace con piensos ecológicos. En las ganaderías convencionales, al producir mucho menos pasto y no ser suficiente para el número de animales, el aporte de pienso (de mucho menor calidad) se hace prácticamente durante todo el año.

  • Empleo de razas autóctonas que se adaptan mucho mejor a las condiciones de nuestra Finca; en este caso tenemos vacas de raza avileña, berrendas y morucha que debidamente cruzadas con otros razas de mayor producción cárnica, como son limusín o charolés, dan como resultado una carne muy equilibrada y con muchísimo sabor ya que infiltran mejor la grasa.

  • Otro aspecto importantísimo es el del empleo de medicamentos y vacunaciones. En nuestra explotación ecológica realizamos una labor preventiva y con homeopatía para minimizar el empleo de medicamentos convencionales y antibióticos; si se abusa de éstos, dejarán huella en la carne y finalmente el consumidor los acabará ingiriendo.

  • Trabajamos con un alto nivel de bioseguridad, evitando la introducción o transmisión de enfermedades que puede contagiar la fauna salvaje. El ganado está siempre libre en el campo, se va moviendo de unas parcelas a otras, y durante casi todo el año bebe de determinadas lagunas que tenemos en cada parcela, pero cuando observamos que baja la calidad del agua (en verano apenas se renueva) le limitamos el acceso a dichas lagunas y les suministramos agua debidamente tratada y controlada para evitar la propagación de posibles enfermedades (brucelosis, tuberculosis…).

  • Comercializamos gran parte de la producción directamente con el consumidor final a través de grupos de consumo. Es muy importante controlar toda la vida del animal, incluido el transporte (hay que generar el mínimo estrés a los animales ya que éste produce ácido láctico y luego se nota en el sabor), los procesos desarrollados en el matadero, en la sala de despiece, y el punto de venta.

Vaca y Sostenibilidad

En definitiva, como veis, es todo un proceso bastante complejo y que requiere muchísima dedicación y los resultados no se consiguen de un año para otro. Nosotros, tenemos firme convicción ecológica y creemos en el equilibrio natural y la sostenibilidad. Lo mejor de todo, es que quien consume nuestra carne no sólo sabe que está comiendo algo natural sino que disfruta con un sabor y una textura que de otra forma sería muy difícil conseguir.

En nuestras visitas guiadas podrás disfrutar de una experiencia de eco-turismo, hacemos un recorrido por las diferentes parcelas de la Finca explicando cómo hacemos esta gestión y vemos a los animales en su hábitat, con su pelo brillante, síntoma inequívoco de su salud y bienestar. Mejor sabrá, que dicen algunos.

Turismo activo en la Dehesa de Extremadura

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

*